jueves, 31 de diciembre de 2009

Cosas que (me) cambiaron en el 2009 (Primera Parte).

Bien mis niños/niñas/niñxs, he de desearles un genial 2009/2010 (yo no digo Feliz Navidad porque celebro el Festivus, pero sí celebro el Fin de Año). Espero que su año haya sido desastroso para que este se perfile como mejor, ya que si ha estado fatal, no puede ponerse peorcito ¿cierto?.

Aquí, además de mis mega mejores vibras (que si lee mi blog, me caen bien, para qué mentirles jaja), les dejo las nueve cosas (Primera Parte) que han como marcado más este 2009 (o las que yo considero así/las que recuerdo ahora mismo, que seguro hay mil más).

Ojo, van sin orden. Son buenas, malas e indefinibles.

-BLUR IS BACK, PULP IS BACK!: Estas noticias me han hecho ser demasiado feliz en el año. Aunque por el tontillo tarado de Damoncito Albarn se fue por "haberse quitado el clavo de Blur" a su bandita con Gorillaz, los amé todo el tiempo que estuvieron vigentes y HARÉ que se reúnan para ir a un concierto. Pulp volvió, y estarán en Glastonbury 2010, así que deben venir a cantar todo el disco de Different Class o moriré de depresión. Este año fue, en ese aspecto, muy 1994/1995. El Britpop es increíble, no importa que anden diciendo que ya pasó y que las neo-generacionesseudomusicales (que no son música, algunas bandas son buenas) son el ahora. Serán un hito y han traído con ellos a mi próximo esposo, Graham Coxon, y el que no lo crea está loquito de remate.



-Fin de una Tradición: En el 2009 perdí algunas tradiciones entre la que estaba la sobrevaloación de algunas personas, por lo que he aprendido algo y siempre es bueno eso. No lo digo con enojo ni nada pues cuando algo no importa (ya) tanto, no es motivo de enojo y eso lo terminé de entender hace un par de semanas. Ahora tengo nuevas tradiciones y le doy valor real a las cosas y no el nominal. No sé, quizá lo vean como malo o algo, pero a mi me agrada saberlo aunque no lo aplique (no siempre).



-Je Ne Sais Pop: Bien, este año trajo a Michell. ¿Qué les puedo decir de Misheeeel? Jaja que lo amo con la intensidad de mil soles (robándome la frase de Pose y Timmy) y que es tan pop que mirarlo de frente requiere el uso de anteojos de soldador. Pues nada, es una de las novedades del año y de las mejorcitas, es adorable (aunque ñoño, eww) y me ha salvado de mil colapsos nerviosos, supongo que su ñoñería trae como reembolso el que tenga esa sabiduría pop (muy a lo Guille Milkyway). Michell trajo consigo a JNSP, una página increíble en la que (de este lado del charco) es el único corresponsal y en las fiestas pop se jacta mil de esto. Este año, me he decantado por Michell (y las mil canciones pasadas de vinilos que me ha pasado, y todas las demás) y JNSP. No sé qué canción ponerte, niño Kodona, así que algo de uno de tus 7" (sí, ya está en Internet).



-Tradición Celta: Pocos entenderán esto, pero los que lo hagan sabrán que los amo demasiado y que ni Miu-Miulerto puede decir que no. Ni Breogán pudo hacerlo mejor, incluso luego del cierre y todo. ¿Y qué más decirles? Que la tradición romana nunca (bueno, a veces por poco) fue tan divertida y surreal. Mil gracias Mariana/da (Graham-es-MÍO), Kar, Mega ídolo que todo lo ves, Arlien, Pei Mario (ANDAS RAYADOTE A MIL!), Jules, Sbs, Welleslao (no te diré por tu nombre, nunca), Friederick "M" innombrable, Eryn, Gio y pues a todos (hasta al malhumorado de Hausmann). ¿Qué más puedo ponerles que la canción de la KAU? (andan todos rayadotes).



Y no les pongo más que ya se me hizo tarde a mil. Pronto pondré la segunda parte. ¡Que tengan mucha buena vibra alrededor!

Ahora, por si no llego a verlos antes del 2010, algo que no puede faltar. La simbología es asombrosa, se las explico en mi próximo post y a ver si la captan ustedes solitos.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Well the truth may come in strange disguises.

Creo que en general, el valor debería ser más apreciado. Y no me refiero a algún valor moral, me refiero a la valentía para afrontar las cosas o para aceptar que queremos tal cosa o incluso el valor para preferir ser un ente que despreciamos por ser lo que es, el que aceptemos con valor alguna de estas cosas lo hace mucho más apreciable.

Las cosas que nos marcan más, son aquellas que significan algo, son las que determinan un punto de quiebre en nosotros que logra sacarnos de nuestra propia realidad y nos hace desear visitar otras realidades; otras en las que nuestro punto de quiebre no sea algo significativo, donde sea meramente un acontecimiento del pasado que no ha significado nada, pues obviamente vivir la vida de otro es mucho más fácil, sobretodo si ese otro nos lo hemos inventado para evitarnos el fastidio.

Generalmente los "otros" que nos inventamos, son menos memorables que los que somos (pues aunque uno quiera hacerse de un otro interesantísimo, excéntrico o admirable, termina siendo ridículo pues al no ser su verdadero ambiente es facilmente detectable pues no logran una progresión con ello). Lo que es lamentable, es cuando nos creemos aquella mentira del ser inferior en el que nos hemos convertido, ese ser vacío que aunque sabemos que es vacío y hasta vergonzoso, nos ayuda a sobrellevar las cosas porque lo vemos como un externo, un no-nosotros cuyos actos y cuyas fallas, no nos pertenecen lo suficiente como para que nos afecte su existencia.

Personalmente no me gustan los otros de la gente, y como cualquiera me he visto tentada alguna vez a usar un otro, pero soy tan odiosa y tan criticona de los otros, que me ha sido imposible (además de contar con una suerte única para lograr encontrar un quiebre para esas ideas en alguien con quien hable, algo que vea o demás, muchas veces en Blur) por ser quizá demasiado egocéntrica como para hacerme burla a mi misma de modo tan radical.

Me imagino que el convertirse en otros (aunque sea temporalmente), generalmente nos alejamos de quienes nos cuestionen puesto que el hacerse un otro, es claro signo de que no queremos que algo o alguien nos recuerde lo que somos.

Ya por la tangente del asunto, si el ser otro nos convierte en seres repudiables por quienes incluso en nuestros estados deplorables se preocupan por nosotros (los que en realidad lo hacen, no los infames esos que sobran), mejor conseguir un inflable o un Tamagotchi pues todo tiene un límite y para todo hay consecuencias, incluso cuando se cubren con mentiras absurdas e insostenibles (hasta para eso hay que tener talento).

Gracias a Vishnú por quienes entienden que morir como Krishná (es decir, casi por accidente y por falta de tino) no se salva con un Mantra sin gurú.



P.D.: "Tattva, acintya bheda bheda Tattva" significa algo así como "unidad simultánea y diferencia"; esto vendría a ser algo así como que aunque todos vengamos en varias formas y seamos todos individuos, venimos de la misma fuente y estamos hechos de la misma sustancia a pesar de ser infinitamente diferentes. "Tattva" significaría como la unidad, el principio y la verdad. Sería algo así como un despertar, cuando comprende que en la vida hay algo más allá de lo que ven sus ojos. En resumen es algo así como que no hay creación de la entidad viva, somos más bien entidades eternas que según la ideología hindú sería como extensiones individuales del Señor del todo, que es todo incluyéndonos; pero en realidad y más generalizado está referido a una unidad simultánea que tiene diferencias que son inescrutables así como las no-diferencias, basado en el ángulo del que se tome todo esto. Creo que por eso me gusta tanto Tattva, da pie a mil cosas por lo mismo de ser sánscrito. Kula Shaker por sí mismo es fa-bu-lo-so.

P.D.2: ¿No es adorable Crispian Mills?

P.D.3: Busquen la letra, queda genial aquí.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Mental Topboy, you are not longer the Topboy.

Hay veces en las que terminas preguntándote la edad mental de la gente, si acaso esas evidencias visibles pueden dar fe verdadera de que debajo no hay una mínima expresión de conciencia propia (y no una conciencia a lo Pepe Grillo, más bien una de reconocimiento) y no una masa vulnerable que explota en direcciones impredecibles cada vez que su magnífica psiquis se atreve a tener carácter (aunque claro, esto en general se cree totalmente justificable, aunque no lo sea).

En este mismo instante (en vez de estudiar la fórmula de la reacción de la Ninhidrina) estoy platicando por messenger con un chico que es algo fatalista, pero me agrada. Es el tipo de persona que es bastante interesante cuando está en el trabajo, pero que cuando lo encuentras por la noche (no deja de ser interesantillo) está debastado por cada cosa que ha rayado su perfecto mundo imaginario (uno con agujeros de conejo y Daniel F). A pesar de ser medio inestable y probablemente autodestructivo, me agrada, porque lo sabe y no anda enojándose por provocaciones ni en sus momentos más oscuros, acaba de burlarse de mi falta de reacción debido a sus provocaciones de niño falto de atención. Supongo que finalmente sus tormentos nada tienen que ver con su capacidad de asumir conciencia respecto a sus actos. Creo que esa conciencia ligada con la "realidad" es la única que me convence.

No le veo nada malo a ser infantil, pero sí a ser aniñado. Me imagino que la mayor diferencia entre esos conceptos está en el hecho de que el primero sí tiene conciencia de lo que hace y por eso conoce algún parámetro que termina con el inicio de un parámetro externo a su persona (nada social, más bien individual, siempre y cuando el individuo sea reconocible como tan por el individuo uno), el segundo más bien va a ciegas buscando algo que le haga sentir aquello que no tiene sin parar en el camino ni para darse cuenta de lo inútil de su suplantación aparente.

Me imagino que la edad mental no es algo estable, más bien es un estado en el que dependiendo de los factores externos y de esa infravalorada conciencia del "superyo", que lamentablemente va mutando al "yo" e incluso al "infrayo" puesto que la suplantacion de necesidades en esos estados en mucho más fácil y por ende la falsa sensación de "no necesidad" se ve satisfecha con algo superfluo y hasta degradante de vez en cuando. Claro, si esto queda en negación propia es incluso peor porque si al menos se aceptase, sería menos ridículo.

Supongo que mucho de esto tiene que ver con las prioridades, ya que son finalmente las cosas que terminan definiendo aquello que somos por elección (aunque querramos ser otra cosa, lo que elegimos termina siendo lo que somos). Afortunadamente esto es muy fácil de detectar y de expectorar, sobretodo cuando se tiene suficientes luces como para reconocer este tipo de fenómenos. Supongo que eso último tiene que ver mucho con las prioridades también, después de todos, o son ellos o nosotros. A mi me gusta elegir el "nosotros" (ya sea unipersonal o multipersonal).

Pero vamos, si todo mundo fuese tan indie, interesante o lo que fuese que uno busque, nadie resaltaría de esa burda broma, que ya no se es el topboy (hablando de Infadels) ni se volverá a ser (si alguna vez se fue).


Les quería dejar "Stupid Boy" de Jeremy Gloff, que me parece buena para este post y en general me gusta bastante (es como cruda), lamentablemente no hay ningún video (les dejo la letra y la canción, aquí), así que les dejo "Topboy" de Infadels como video del día.

sábado, 21 de noviembre de 2009

What a (insertar nombre) wants.

Está (estás) enamorado y el otro día (y posteriores) me la he pasado riendo a costa suya simplemente porque sabía que podía decirle lo que fuera ya que su risa no se iría, es curioso verlo así,cuando generalmente es una persona muy "Samantha Jones" (referencia, Sex&The City). Fue entonces que empezamos a pensar en los diferentes estándares que tenemos para considerar a alguien que comparta nuestros mundos (siendo bienvenido y todo) y cómo interactuamos con esas personas. Por supuesto, esto implica el inevitable pensamiento a futuro o de lo que consideramos más valioso que una relación de los años 60 (si no es lo que finalmente queremos, conozco a alguien que sí) si es que creemos que permanecerá en nuestro planeta el suficiente tiempo como para que tenga una casa allí o si sólo va de paso a quedarse en un hotel.

El análisis fue algo más allá de lo que él y yo consideramos para quien sea capaz de llegar a comapartir algo en ese plano con nosotros y creo que se puede llegar a unos parámetros con límites infinitos, siempre hay gente que busca cosas raras.

Dividiré muy precariamente los moldes que pude distinguir:

-I'm your top, baby: Reconocible muy fácilmente, busca a alguien simple que al no tener una concepción del mundo muy amplia, pueda sentirse bien y a gusto con esa persona para tener la seguridad de que no va a dejarlo/la por alguien "mejor" simplemente porque no creen que estadísticamente conozcan a alguien que los supere. Supongo que es para sentirse bien con uno mismo y de paso tratar de atinarle a lo seguro. Me gusta creer que esto es sólo una fase que todos superan.

-Make me Smile: Buscan esa felicidad que a gritos solicitaban o desde un rincón menos abierto al mundo, por lo tanto sus relaciones vendrian a ser netamente con personas ñoñas que cumplan esa expectativa de protección por un lado y sentimiento pleno por el otro. Nunca ha sido lo mío este tipo de búsqueda, pero creo que es bastante común la mayoría del tiempo y supongo que algo han de verle de bueno. A cambio creo que son muy leales con las personas que les ofrecen eso.

-Freak me!: ¿Han leído El Túnel de Ernesto Sábato? Hay un capítulo en especial que me hace recordar mucho a esta situación, cuando el psicoanalista le habla a Castel de la convención de psicoanalistas (creo que le llamaba "La Sociedad" o algo así, muy oficial) y Castel reflexionaba acerca de esas personas muy parecidas, tanto que eran reconocibles unas con otras; que hablaban las mismas jergas, tenían las mismas muecas, que tenían un elevadísimo nivel de conocimiento de un tema en común por pertenecer al mismo grupo (algo así como las familias la mayoría del tiempo, pero con su propia dinámica). Aquí irían por ejemplo quienes buscan a sus pares, sus "medias naranjas" que siguen la misma moda que ellos, que saben absolutamente la misma medida del tema X que el otro y la misma nada en el tema Ñ que su amado/a. Este tipo se me hace insoportable.

-Love me, please..: Si los anteriores se me hacían insoportables, este grupo un tanto más. Quien busca a su rana convertida en príncipe/princesa, hará lo que sea por tenerlo/la a su lado, sin que su propia dignidad influya en el proceso puesto que tienen la imperativa necesidad de no sentirse solos. Y no, no soy tan cínica como para negar el posible amor existente entre esos entes, pero dudo que haya un punto en el que uno deba ver al espejo en vez de ir espiando por la ventana del otro sólo para tenerlo en su campo visual un segundo más que parece hacer la gran diferencia entre el abismo y la felicidad.

-Let's have some fun: Buscan divertirse como el obvio título deja ver, nada a largo plazo, una diversión superflua para llenar ese espacio temeroso que parecia imposible de satisfacer puesto que en su afán hedonista no llegan a siquiera hacer una introspección que los ponga a reflexionar acerca de lo que en verdad quieren. Supongo que podemos definirla como la forma más cobarde de intentar una relación interpersonal. Nada de malo en que se diviertan, pero ya dependiendo de la seriedad que le den a aquello que tanto les gusta, podría derivarse en algo destructivo.

Y seguro hay como mil tipos más.

Y finalmente, en mi caso, creo que alguien netamente raro (aunque sea a su modo). Me encanta la idea de alguien que lea colocando el libro sobre la palma de su mano abierta hacia arriba, que se le quede mirando a la gente hasta que se de cuenta de que es groserísimo, que cuando discutamos me llame a la media hora como si nada pero para decir alguna cosa ridícula (como que cree que acaban de poner a Blur en alguna cantina y que lo ha grabado todo), que se obsesione con las cosas (no soporto a alguien sin aficiones), que sepa mil de todo y otro mil (mejor quinientos) de nada, que se haga líos por mil cosas pero que al final no le importe mucho en realidad, que cante mal, que use gafas de montura si se puede, que sea intolerante a algo, que tenga una banda sonora para el mundo (una buena, creo), que tenga alergias, que juegue Wii, que juegue Nintendo, que tenga guardado su Atari, que no tenga la imperiosa necesidad de definir qué se es, que se sepa todas las canciones de Cri Cri sólo porque sí, que sepa de música y películas raras, que tenga cara de emoticón, que tenga las peores películas del mundo para que me las preste o para verlas en maratón, que tenga reflejos rápidos porque yo soy muy torpe, que exagere, que se crea muy "algo" (como por ejemplo, muy indie y me diga que no encuentra palabras para consolarme por haber ido al concierto de "The Killers", por infame que me parezca eso), que le guste más la lluvia que el sol (casi en un 100% por favor), que se ría de cosas absurdas, que se sepa la letra de dos canciones de "Britney" (já!), que quiera vestirse como la cajita de leche que sale en Coffe&TV, que prefiera los Snickers a los Milkyway, o que sea Graham Coxon.

Un amigo me dijo "tú quieres simplemente a alguien con quién pelear" y no se lo niego, me encanta que alguien pueda darme la contra y hacer que adore su destreza para ponerme en aprietos, supongo que tiene que ver mucho con la admiración, que es algo que considero vital para ese tipo de cosas. Conozco personas que lo logran, sí, pero de ahí a querer una relación relación, es como que otro nivel. Lo único que espero es no terminar como las niñas de mis mejores amigos que andan extremadamente ñoños últimamente. Iac.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Café y Televisión.

Se merece un lugar especial, y hasta doble. Por si fuera poco, la escribió Graham.

Do you feel like a chain store?
Practically floored
One of many zeros, kicked around, bored
Your ears are full but you're empty
Holding out your heart
To people who never really care how you are

So give me Coffee and TV
Easily
I've seen so much I'm going blind
And I'm brain-dead, virtually
Sociability
It's hard enough for me
Take me away from this big bad world
And agree to marry me
So we can start over again

Do you go to the country?
It isn't very far
There's people there who will hurt you
'Cause of who you are
Your ears are full of their language
There's wisdom there, you're sure
Till the words start slurring
And you can't find the door

So give me Coffee and TV
Easily
I've seen so much I'm going blind
And I'm brain-dead virtually
Sociability
It's hard enough for me
Take me away from this big bad world
And agree to marry me
So we can start over again

So give me Coffee and TV
Easily
I've seen so much I'm going blind
And I'm brain-dead virtually
Sociability
It's hard enough for me
Take me away from this big bad world
And agree to marry me
So we can start over again

Oh...
We could start over again
Oh...
We could start over again
Oh...
We could start over again
Oh...
We could start over again

viernes, 6 de noviembre de 2009

¡Denme mi Ritalin!

Creo que (según lo que me han dicho) estoy en un tipo de limbo entre Bart Simpson y Dr. House (por raro que suene). Desde hace un par de semanas ciertos síntomas empezaron a manifestarse y aunque de Medicina General me pasaron a Neumología, el médico de Medicina Interna (tercero de la semana) fue el que terminó por darme una solución, hacerme parte del famoso y cada vez más sobrepoblado Club de los Benzo (por decirlo del modo químico, aunque lo mío es por un par de semanas, pero eso basta para la credencial). Ya si hablamos del Simpson/House transtorno, prefiero el de House, es como más interesante y no van a creer que una tiene hepatitis por el color amarillo.

¿Será que en estos tiempos la vida es simplemente menos simple o que habemos algunos que hacemos un mundo por cada nimiedad que se nos aparece? Yo creo que ambas cosas. Cuando la parte social empieza a abundar en nuestras vidas hace las cosas más complicadas pues nos enfrenta una y otra vez con mundos (personas) desconocidos y a veces indeseables que aunque nuestro menor interés sea tener contacto con ellos, debemos afrontar por algún motivo. Y por si fuera poco, hay algunos de nosotros que complicamos más las cosas sin ímpetus de mártir, simplemente porque el no hacerlo sería no interesarse en nada y ser indeseables para nosotros mismos.

Me imagino que por eso y como mil razones más es que ahora tengo la membresía en el Club de los Benzo (temporalmente, pero igual, guardaré mi carné por siempre).

Ayer, tras una serie de eventos desafortunados (o de enterarme de ellos) supuse que los Benzo llegaron en el momento adecuado para no sentir el repudio por ello que normalmente sentiría ¿Por qué? Porque aunque algunos no le vean razón y lo encuentren innecesario, mi opinión es más radical y obviamente irrelevante para el caso (en opinión de algunos). En puntos como este, son obvias las diferencias irreconciliables, aquellas que aunque ahora no se vean hoy, a la larga son las que uno realmente tomará en cuenta, de esas que te cuestionan las bases de aquellas cosas que sabes que terminarán abismalmente opuestas a pesar de haber comenzado cercanas; tal vez por eso todavía no dejas las reservas lo suficiente con quienes te dicen que tienen bases contigo y que confíes, porque sabes que finalmente uno de los dos se cansará o vivirá el camino fácil.

Dicen que cuando entras al Club de los Benzo, es por un déficit químico (de esos que a mi me sobran), pero más allá de eso, se me hace muy interesante esa conducta curiosa de los que pertenecen al Club en cuestión. Normalmente no son personas cuya visión de las cosas sea lineal y pasen de todo, son personas cuya visión está distorsionada y agranda o disminuye asuntos de acuerdo a sus prioridades y que pasan de aquello que los aburre. Estuve hablando hoy con una amiga de eso, y en verdad es algo fascinante darse cuenta de que quienes tienen ese déficit (ventaja) son personas excepcionales (yo lo seré dos meses si el médico no lo alarga, ¡pero algo es algo!), cuya capacidad de "ser" va más allá del compromiso social o el drama ridículo de las masas sin amor, que son algo más que simples muñecos hedonistas que llenan sus dias de placeres vanos y lógicos creyéndose lo suficientemente grandes como para saber qué sucede a su alrededor.



P.D.: Et toi, ne te préoccupe pas tant, ne me rationne pas Vycodin nor

miércoles, 28 de octubre de 2009

Make me proud, beautiful ones.

Spoiler mil.

¿Qué hay de malo con estar algo fuera de la realidad? El otro día estaba viendo el estreno de la nueva temporada de Dr. House (que me rehusé a verlo en internet) y si bien algunas cosas superaron mis expectativas, otras me dejaron pensando acerca de aquellas contradicciones que uno mismo crea, en el peor de los casos, para sí mismo.

Para aquellos que no son tan cercanos al personaje de Dr. House, en pobres y resumidas palabras podría resumirse como un drogadicto (o casi ex drogadicto) con aires de superioridad, cínico, gruñón y con una percepción de la realidad que sea o no causada por las drogas, es más profunda y multidimensional que la de cualquiera de las personas que lo rodea. Todos piensan que es un desgraciado, cuya infelicidad se ve manifestada por su trato no cordial hacia el resto de personas; por supuesto que ninguno de los que dicen eso es feliz y mucho menos, sabe lo que es esto (dudo que aunque lo supieran, fueran felices con eso).

¿No es acaso esa la historia llevada a la realidad televisiva que cada uno de los que hagan un intento de entendimiento propio tiende a vivir? En el capitulo en cuestión, los psicólogos intentan llevarlo a aquello que consideran, lo hará más feliz. Irónicamente, en los momentos cuando House acepta la ayuda de aquellos seudo dueños del Santo Grial de la realización humana, es cuando se ve a un ser más miserable y acabado, que ya no tiene ni orgullo de su propio ser. Tal vez sea lo "mejor" para él, quizá su visión particular del mundo lo lleva a cometer errores garrafales que pongan en tela de juicio el bienestar que le cause a los demás, sin embargo ni "bienestar" ni "mejor" tienen que ver con felicidad, tienen que ver con las limitaciones de aquello socialmente permitido para lograr un equilibrio milimétrico y abismalmente aburrido.

El por qué de su pose de realización personal, con esa actitud que todos dicen que lo hace infeliz, tal vez sea lo que lo hace feliz. Es curioso que cuando alguien cuya "jerarquía" es menor a la de otro alguien en un ámbito X, se toma a mal que el segundo alguien critique a esa persona ya que "no le hace a daño haciendo eso", sin embargo cuando es al revéz es una cruzada interminable por reprimir aquello que se cree será una catástrofe para el "infeliz" de turno. ¿Por qué tanto revuelo ante la búsqueda no genérica de su subjetiva y, si le da la gana, ridícula felicidad? Porque simplemente el que un "nadie" haga algo a su modo no nos afecta, cuando un "alguien" lo hace no nos deja dormir pues entre otras cosas, no se cree que la merezca habiendo tanta moral alrededor de (seguramente) reprobable actitud.

Hace unos días, salí con un par de amigos y nos cruzamos a un personaje curioso, un personaje refrescantemente crudo que admitía sus limitaciones y las limitaciones que su ser causaba en la felicidad (y/o) realización de alguien más a quien quería. ¿Lo sorprendente del asunto? No era un maniaco-depresivo. Posiblemente tenga vicios impropios de un señorito y hasta sea un excéntrico de lo peor (mejor), pero a pesar de conocer aquellas limitaciones nada quitaba esa intensidad que le sobresalía al momento de vivir. Supongo que según muchos conocedores siempre será un infeliz insufrible, que no tiene la estabilidad emocional (en verdad no la tiene) de una medusa y que no sabe lo que quiere; dificilmente alguien que tiene tanto tiempo para ocuparse de la vida de alguien que mientras tiene todo eso en la cabeza es capaz de bailar (mal, bastante mal) y reír, es el último eslabón de la cadena que él mismo ha calificado como "felicidad", aunque por supuesto hay como mil excepciones, personalmente dos psicólogos me caen muy bien y no caen en estos absurdos abismos de la búsqueda eterna, más bien van por el camino del entendimiento y aceptación propia.

Supongo que han habido, hay y habrán mil formas de definir aquella realidad a la que supuestamente debemos aferrarnos lo suficiente como para que de frutos y seamos felices (cosa que se da por segundos, de otro modo no viviríamos buscándola pues se vendería en cualquier esquina) o al menos no infelices; lamentablemente todo lo que lleve la palabra "realidad" en su contexto, es nada más que una representación efímera de la facilidad a nivel macro. Es más difícil lograr un individualismo en el que estemos orgullosos de nosotros mismos (no sé si felices, como dije, es algo no continuo), pero al menos con eso se puede seguir sonriendo con satisfacción. La felicidad viene sola (y con suerte de forma espontánea), no hay que andar poniendo letreros para eso.

Todo sea por los beautiful ones.

viernes, 16 de octubre de 2009

Riddíkulus!

Si hay un hechizo de los creados en el universo Potteriano que me guste más que el resto (además del giratiempo que usaría para dormir demasiado), es "Riddíkulus".

Pondré la definición dada por una página que trata el tema:


Riddíkulus:
Conjuro que se utiliza para derrotar a los boggarts. Al pronunciar riddíkulus, este adopta la forma más ridícula de lo que más miedo te da (según lo que el mago piensa), tanto que provoca risa.

*Boggart: Este animal prefiere vivir en lugares oscuros y cerrados, y toma la forma de aquello que mas teme la persona con la que se encuentra; nadie sabe en realidad cual es la forma real del boggart), aunque Moddy podría ser que pudiese, ya que usando su ojo mágico reconoce un boggart (en el número 12 de Grimmauld Place); para vencerlo, hay que obligarlo a tomar la forma de algo que se encuentre cómico, a la vez que se usa el hechizo 'Riddíkulo'.


Desde hace buen tiempo (años, no sé cuántos, pero varios) he creído que un modo de lidiar con las cosas a corto plazo es hacerlas ridículas o conseguir algo más ridículo que ocupe la mente mientras lo otro pierde vigencia en las prioridades, de ese modo con la cabeza fría podemos lidiar con esas cosas directamente (además no se acabará el mundo si no se hace directamente, a menos que se trate de impersonalidades primordiales).

Eso hice hace un par de noches, tras algo que podría costarme una neurosis a futuro y seguramente más misantropía, llamé a quien seguro podría ayudarme con eso. Fue curioso, pensé que llamaría a otras personas en una situación de deseo de desconexión, pero supongo que todo cambia y eso incluye a las personas en que decidimos apoyarnos (sobretodo por consideraciones tales como prioridades, en este caso yo no tenía un drama ridículo y jugoso, debería escribir algo sobre las prioridades). ((este párrafo no ha contenido cosas dichas con mala onda))

Llamé a quien llamaré Efe (no ese F). Efe y yo nos conocemos hace no demasiado tiempo y somos amigos cercanos hace poco (relativamente, creo). Efe es raro, me dan curiosidad muchas de las cosas que hace y me desesperan muchas otras, pero parece siempre tener en la punta de la lengua una palabra rara que decir y sin modificar su humor (que cabila entre bueno y neurótico).

Efe contestó de buen humor, casi gritando y en la lengua de cierto país europeo, yo le dije que bajara la voz que estaba al borde de una embolia gracias a su aceleradísimo desempeño lingüístico. Tras cancelar ambos unos compromisos previos (de esos postergables, nada de fechas significativas), quedamos en la hora y lugar para vernos y hablar un poco de todo y nada en realidad; unas noches antes me había acompañado por msn hasta horas innombrables para darme "apoyo moral" porque tenía un trabajo químico infinito, así que supuse que podría ser de ayuda en este caso.

Quedamos de vernos cerca del antivirl departamento de mi padre, en ese Starbucks donde uno nunca se pierde a un intelectual interesante. Pedí un Frapuccino y Efe pidió un chai. Nos sentamos apenas unos veinte minutos y recordé que le debo a alguien un libro así que le pedí que me acompañara, no lo encontramos (lo intentaré nuevamente cuando sea factible ir a una librería) pero me regaló uno que hoy mismo empezaré. Compramos Coca-Colas tradicionales y con el nivel de azúcar por los cielos, fuimos a su departamento desarreglado pero nada maloliente; habíamos pasado por uno de los pocos lugares existentes para rentar películas y al habernos rehusado a ver "Norbit" o algo ridículamente similar, decidimos ver algo que tenía en su casa, una particularmente no tan ridícula, pero que al mismo tiempo lo era.

Podrían pensar que me gusta Efe, pero no es así. Una vez alguien me preguntó si me gustaba Efe y le respondí: "No, no podría gustarme alguien que se vista siempre mejor que yo". Se lo conté a Efe y se rió de la ridiculez dicha y decidimos escuchar música con el volumen ridículamente alto en el estéreo. Sus ridículos vecinos, que son ridículamente guapos (dos de tres), vinieron a pedirle que bajara un poco el volumen porque estaban en parciales, Efe respondió que disculparan son una sonrisita ridícula en el rostro; a veces me pregunto si a Efe le gustan esos chicos y su música ridículamente pre-concebida. Efe sabe cocinar y yo sé verlo de vez en cuando y preguntarle ridiculeces culinarias, sólo para ver si termina uniendo ingredientes imposibles; para mi mala suerte (o buena), Efe no pierde la concentración y todo lo responde con poses de poeta ridículamente maldito o de muñeco ridículamente pop.

Decidimos poner música, su ridículamente alimentado iTunes está organizadísimo (en ridículo contraste con su departamento) y al poner ese Playlist que llama "Nanana", sale una lista interminable de temas ridículamente pegajosos. Empieza una canción de "Panic! At the Disco" y con una risa ridículamente escandalosa, me dice que no sólo escucha temitas indie e intelectuales, si es que en mi ridícula cabeza paranoica pensaba que sí. Obviamente yo pensaba que sí, pero conocía la canción y cantamos mientras cortaba con ridícula destreza unos ingredientes rarísimos que le agregaría a la salsa de guacamole. Intenté ayudar, pero mis ridículas y nulas destrezas en ese campo no ayudaron demasiado, estuve tentada en llamar (del teléfono de Efe, el mío estará apagado unos días) al chocolatero como en Año Nuevo que le pedí de forma ridícula una receta para cocinar arroz desde un auto con un ridículo a mi izquierda y otro en frente mío (el otro par si me agradaban). Efe se sabe esa ridícula historia sin muchos detalles o nombres, se lo mencioné y rió de forma ridícula nuevamente. Sonaba LDN de Lily Allen y cantamos con voces ridículamente agudas.

Cuando Efe terminó su ridículamente "fancy" hipo-mini festín (la mayoría lo era), cambié la música por "Coffe and TV" de Blur, Graham Coxon siempre me anima de forma ridícula, como si tuviera ocho años. Estaban dando los Simpson y quise verlo, Efe me dijo que era una ridiculez mirarlos por enésima vez y le tiré un nacho que hizo que su cabello se viese ridículo y con caspa, comimos chocolates que había traído de su último eurotrip y nos atiborramos ridículamente de After Eight y Lindt. Miramos dos capítulos (en vez de tres) y pusimos "La Ciencia del Sueño". Ambos nos emocionamos ridículamente al ver el inicio de la película, casi al mismo tiempo comentamos con voz (al menos yo) ridículamente aguda qué ganas tenía de verla al mismo tiempo que "Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos". Terminó y hablamos de que era ridículo querer tener una cabeza normal. No recuerdo que más dijimos al respecto mientras bebíamos algunos líquidos de su bar, pero fueron cosas ridículas y fuera de lugar.

Era ya ridículamente tarde para la supuesta velada que habíamos planeado, pidió un taxi cuando una avenida quedaba a una distancia ridículamente corta; fui a casa escuchando repetidamente al vicio que era casi testigo de semejante ridiculez, escuchando a "Miranda!". Acordamos ver juntos el estreno de "Glee", algo que nos parecía ridículamente interesante, además de hacer algo que cualquiera que viva aquí debe hacer, ir a ver "Je t'aime... moi non plus"...que es dirigida, escrita y musicalizada por el fabuloso Serge Gainsbourg y con Jane Birkin, Joe Dallesandro, Gérard Depardieu, entre otros.

Si tuviera un boggart ahora mismo en frente mío, y dijera Riddíkulus!, seguramente aparecería nuevamente en el espacio-tiempo de ese día. Mi teoría se confirmó, nada mejor que algo ridículo para ciertos capítulos.

Simplemente, faltaba echarle Nesquik (sobretodo si se envía un mail masivo con las 88 exigencias para el amor de tu vida):

jueves, 8 de octubre de 2009

Back to You.

Bruno es engreído y lo sabe, no le importa mucho, sabe que cuando se enoja intenta hacerlo del modo menos detestable y previene a quienes están a su alrededor o se disculpa por ser "ash" (quizá no lo haga bien). Oscar es amigo (o algo parecido) de Bruno, son a veces similares y a veces totalmente opuestos. Bruno intenta ser buen amigo de Oscar y cree que Oscar también. Tienen tradiciones y a veces se les une Diego, Diego es casi la niñez guardada en cada alma existente cuya madurez radica en el fondo de su persona y en su crecimiento anatómico. Bruno, Oscar y Diego son buenos amigos, se divierten y confían el uno en el otro (a veces).

Bruno se enojó con Oscar, duda que Oscar lo entienda. A Bruno no le importa que Oscar haya salido con Sonia (quien no le desagrada) y Alicia (quien cree que es un desperdicio evolutivo y antropológico), que sea por grosería o que a Oscar haya tenido un síndrome de PMS; a Bruno le importa que Oscar intente (o que aparente) cumplir con las cosas que Bruno cree que son considerables (y que a su engreído parecer, Oscar debería tomar más en cuenta que el desenfreno hormonal de algunos o las superficialidades).

Bruno no es perfecto, podría nombrar sus millones de defectos ahora mismo y en oden alfabético, pero ser mal amigo no es uno de esos defectos. Bruno cree que Oscar es egoísta y Oscar debe creer que Bruno es una persona complicada que no puede llevar las cosas de forma horizontal y pasar las cosas tontas por alto, Bruno cree que si lo hiciera, sería Alicia.

Bruno y Diego son amigos, pero no son amigos de Alicia. Alicia no es amiga de ellos.

Alicia es una mujercita irritantemente normal, media vulgar (o 3/4) e improbablemente especial (a menos que le preguntemos a su madre o a Oscar). Alicia habla mal de Diego y de Bruno no porque sabe que Bruno le diría "Leucochloridium Paradoxum" sin pensarlo dos veces. A veces Bruno no sabe como Oscar soporta que Alicia diga esas cosas de ellos, pero no le importa mucho porque ellos dicen cosas de Alicia frente a Oscar. Diego y Bruno son especiales de modo subjetivo y objetivo, Alicia no, por eso creen (saben) que la infamia de Alicia no tiene perdón.

Bruno y Diego saben que Oscar tiene afinidades distintas con Alicia y Sonia. Una vez, Bruno escuchó horrorizado las historias eróticas de Alicia y Sonia y supo que no habría modo de que fuera más cercano a ellas, pero por educación no les gritó adjetivos o puso la cara que normalmente pone cuando algo le disgusta o le horroriza. Una vez se lo comentó a Oscar intentando tener tacto y no sabe cómo lo tomó. Bruno no es ningún puritano, pero sabe de algo llamado autorespeto.

Oscar adrede hizo a un lado algo importante, Diego llamó a Bruno y Bruno le dijo (indignado) las razones que le iba dando Oscar por msn. Oscar iba a estar "muerto" al día siguiente y Bruno en verdad esperaba que se lo pasara bien, pero que le dijera que estaría cansado al día siguiente (día en el que habían quedado hacer algo y que además, era una fecha importante) por salir ese día indignó más a Bruno. Bruno pensó que Oscar era egoísta e infantil, cree que Oscar le daba una excusa pobre y que debió decir "porque no quiero" para guardarse un poco más de respeto a sí mismo y a Bruno (aunque siempre queda la opción de que sea algo válido, pero no es la primera vez y Bruno no es un iluso). A Bruno no le interesa que Oscar salga mil veces y que se comporte de forma tan deplorable como Alicia si es lo que quiere, a Bruno le molesta que le diga que estará cansado cuando sabía que para Bruno significaba algo cuando Bruno lo ha hecho mil veces por Oscar. Bruno no quiere volver a tomar esa tradición en cuenta y con lo testarudo que es, probablemente no lo haga. Diego le dice a Bruno que no se apresure, Bruno es testarudo como Graham Coxon (aunque nunca tan adorable).

Bruno cree que Oscar se enojará al leer esto y sí le importa, pero no cree que merezca menos que saber por qué le parecerá "un exagerado que se hace un mundo con todo". Bruno no es Alicia. Bruno nunca lo llama para contarle sus penas, pedirle ayuda (casi nunca), aburrirlo con su vida, hablarle de temas estúpidos o demás (babosos sí). Bruno pensó que si aquella aversión por Alicia eran celos de amigo pero se dio cuenta que no, que era miedo de que Oscar fuese como Alicia y que eso se justificaba al notar cosas como la que ha hecho que Bruno se enoje con Oscar. Además de los sábados, ahora está restringida esa fecha de cada mes; Bruno duda que Alicia no sepa de eso y que Oscar no se de cuenta, no sería la primera vez.

Cuidado con la "Taquería Girl"



Letra aquí por ser casi imperceptible.

viernes, 25 de septiembre de 2009

That was so not meant to be...

No creo que las cosas sucedan por mera casualidad o porque no había otra opción que tomar en cuenta, muy aparte de la opinión de los positivistas que creen que todo es para mejor o de los religiosos que suponen que fuerzas superiores encaminarán sus dependientes vidas, yo supongo que es más que nada algo relacionado con la idealización de cada quien.

En esta ciudad, como en muchas otras (creo que Londres es rescatable a este mal chiste antropológico) encontrar gente interesante es una tarea casi utópica, en la que lo idílico se mezcla con un conjunto de supersticiones, leyendas y un poco de pesimismo. Quizá sea tan solo mi rango de exigencia, mi falta de comprensión social del mundo, mi misantropía o mi confianza ciega en las primeras impresiones lo que haga que cada cierto tiempo termine decepcionándome de especímenes que se presentan una y otra vez como un grupo de seres cuya existencia me parece tan irrelevante y omnipresente, que es irritante.

Tengo pocos amigos cercanos, los necesarios en realidad, y me agrada el saber que tienen tantos (más o menos) defectos que yo, porque exactamente esa imperfección es lo que los hace interesantes a mis ojos. Si no tuvieran un mínimo de excentricidad seguramente sería una historia totalmente distinta. El problema, si es que puede llamársele así es que este grupo de amigos míos y yo lleguemos a considerar a personas ajenas a nuestras burbujas tecnicolor, dignas de nuestra atención. Y sí, seguro más de uno de los que lea esto podría encontrar ridículo, egocéntrico y aniñado el modo en el que digo esto, pero en realidad no me importa lo suficiente la opinión de alguien que se dedica a leer a alguien más que es tan repudiable a sus ojos.

En cuanto a este inconveniente de los extranjeros respecto a lo que cada uno pueda considerar su propia burbuja tecnicolor (o en blanco y negro) podemos diferenciar las cosas en "meant to be" y "not meant to be". Por cruel que parezca, así como en la química, no creo que al menos en cierto campo, los de distinta naturaleza deban combinarse.

Pocas personas son en realidad lo suficientemente especiales, ¿por qué querrían ellos perder su tiempo con alguien normal? ¿qué razón le vería uno de ellos a pasar sus días de un modo repetitivo con alguien cuya visión no excede lo que tiene frente a si mismo? Supongo que por facilidad o simpleza, nada más fácil que estar con alguien normal que te soporte porque simplemente no entiende tus dobles sentidos y que acepte lo que digas porque le da flojera preguntarte cada vez que no entiende tus obsesiones.

Hace no demasiado supe que alguien cuya existencia me parece valiosa, estaba inmiscuyéndose en una relación con alguien que me parece irrelevante al menos a nivel global. No sé si fue frustración o algo más, pero me irritaba el hecho de que alguien que no entendería lo significante de ese otro alguien tuviese cierta ventaja sobre el sentimentalismo de aquel otro alguien. No eran celos ni mucho menos, era algo que va más allá de sentimientos tan subjetivos como esos, era en realidad un fastidio latente de que la normalidad de esa persona fuese contagiosa y se perdiera a un dignísimo miembro de la comunidad Lewis.

En este momento estas personas están unidas meramente por la nostalgia, dudo que la admiración mutua sea un factor de su conexión, sólo la gente normal admira a la gente normal. Hay cosas que simplemente no están destinadas a ser, y el quedarse en relaciones carentes de simbolismos propios no es algo que está destinado a ser. En cuanto a la moral que hay en decir esto, es casi inexistente, mi altruismo no ha sido algo que me identifique a través del tiempo.

Sí, puede que al sujeto A (normal) le guste el sujeto B (no normal) y viceversa, ¿pero cuánto tiempo se puede mantener una farsa con la simple intención de no sentir el abandono mundano que deja el ser un ente aburrido (caso del sujeto A) o complicado (caso del sujeto B)?

Ser aburrido y/o normal no es fácil, pero es común, así que no es tan difícil encontrar un similar que entienda, comparta y sea compatible con ese sentir. Ser complicado por otro lado, es otra historia; ser complicado es darle a todo una importancia obsesiva y quizá hasta corrosiva, ser complicado es no encontrar a alguien con las mismas características porque no hay dos complicados iguales y en eso radica su encanto. Está en cada cual ver cuál de las dos cosas despierta más sus sentidos y en cuál rango pueden ingresar, todos pueden ser normales pero no todos pueden ser complicados. No hay nada que deteste más (seguro que sí, pero en este momento no lo hay) que alguien especial, complicado y particular...quiera ser normal o peor aún, que se convierta en ello.

Para eso, mejor café y televisión.



Este es uno de los mejores videos que existen y la canción es genial, tenía que ser obra de Graham.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Nine husbands.

Me está saliendo la muela del juicio y duele, así que antes de ir al dentista me estoy atiborrando con helado que ha de calmar mi inflamación. Así, que entre tanta glucosa, lactosa, ácidos grasos y mi mandíbula entumecida me puse a pensaren qué me haría sentir mejor y mis nueve esposos seguro lo harían (que tendré nueve).



GRAHAM COXON (40): No es un misterio para nadie mi amor por este curioso personaje de Blur y que sus gafas son algo que hace que me guste aún más. Sí, está algo viejo (aunque no tiene edad en realidad, sigue usando sus camisetas a rayas y a mi me gustan) en estos días y quizá no es tan lindo como mi amado Damon, pero nadie puede negarme que su actitud es fabulosa y es más, el nombre de este blog ha salido de una frase dicha por él. Y sí, es un bicho raro que dice nada más que indiscresiones y tener ojeras, pero a diferencia de medio mundo tiene actitud. Además que las ojeras son lo mío. Damon tampoco sería rechazado.


JARVIS COCKER (46 en 16 días): Sí, otro chico del britpop. Y sí, también prefiero su versión con gafas. Jarvis puede no ser tan visceral como Graham, pero su humor sarcástico es algo más sutil y elegante, podría decirse que es uno de los últimos dandies británicos (oh, Graham es alemán por cierto). Sé que su carrera musical no es lo que era, nada supera a Differente Class y sus trabajos con Pulp, pero es Jarvis Cocker, un inepto social que es sarcástico y excéntrico. Jarvis Cocker usa unas gafas aún más gruesas que las de Graham, las que supuestamente (y si apelamos a la realidad, así es) no le quedan bien por su nada prominente figura, pero sin quererlo ha llevado su estilo brit-nerd a la cima del fashionismo. Lo amo.


SONDRE LERCHE (27 en 2 días): Creo que soy como internacional para esto. Sondre es noruego y un cantante realmente genial. A diferencia de los otros dos, no usa gafas y no ha formado parte de alguna banda. Sondre tampoco ha pertenecido al britpop, es más bien un intérprete que fusiona muchos géneros como el pop, el rock, el indie, el jazz, el swing entre otros. ¿Por qué me gusta si no es un desgraciadillo que va contra las personas en sus letras? Porque tiene talento y es original, miren sus videos o escuchen sus canciones y no creo que se vayan a arrepentir de ningún modo.


LARS SWENSON (20 y algo): Bien, este es mi esposo trofeo. La verdad no podría decirles demasiado de Lars Swenson, simplemente que si bien ya me gustaba, me ha gustado más cuando lo vi en una foto con gafas de pasta gruesa aunque no fueran reales. Lo máximo de información sería que es un modelo algo reconocido que ha firmado con Priscilla's Model Managment y se ve lindo.


JOHNNY DEPP (46): Oh, lo amo. Es excéntrico y tiene gafas de montura gruesa, sí, es una debilidad. Me encantan los personajes que elige hacer, la versatilidad que tiene para representarlos y que parece importarle muy poco ser calificado como la anti-estrella de Hollywood por no ponerse a posar para cada cámara que exista.


ALEX DELARGE (18):¿Necesito una explicación para él? Tengo un poster de "La Naranja Mecánica" (que en realidad debería ser algo así como "La Persona Mecánica") y sale él. No es bueno, lo sé, y no porque sea un chico malo me gusta...me gusta porque ese cinismo es inigualable. Sabe perfectamente lo que hace, es un sicópata intelectual que fuera de todo lo que pueda pensarse de un ser así, es sorprendente. Alguien así no me aburriría. Lo único es, que el actor que lo interpretó está bastante vieno y ni mucho rastro de las pestañas largas que llevaba Alex en el ojo derecho.

BENJAMIN BIOLAY (36):Un amigo le dice "niño rata", pero a mi sí me gusta. Él pertenece a algo asó como la crème de la crème en Francia. Para quien sepa algo de música francesa, les diré que Benjamin es el hermano de Coralie Clément; ex esposo de Chiara Mastroianni; colaborado con Keren Ann al igual que con Henri Salvador; trabajado como letrista, arreglista o productor para Juliette Gréco, Keren Ann, Heather Nova entre otros. Imagínense que el mismísimo Serge Gainsbourg lo ha considerado el legítimo sucesor de la chanson francesa por la fusión de su música pop/jazz que es entre oscura e intimamente. ¿Se nota que me gusta? Pues sí, me parece brillante, además si leen sus letras podrán ver con que simpleza critica y alaba las cosas. Lo suficientemente brillante para aceptar que alguien le diga "niño rata".


LOUIS GARREL/THEO (26): Amo a Louis Garrel y su nariz chueca me parece genial. Sí, ya sé q1ue aquí arriba está Benjamin con su nariz casi esculpida pero la de Louis es genial. Louis Garrel por si fuera poco es talentosísimo y además, Thèo, su personaje en "The Dreamers" es algo excepcional (culto, intelectual, interesante, divertido a su modo, etc). La novia de Louis tiene como 20 años más que él y es hermana de Carla Bruni, ¿qué tan interesante (y sexy) se puede ser como para estar a la luz pública con ella sin aburrirla? Abismalmente alejado de lo de Ashton-Demi, por si acaso. Vamos, Louis sí es fabuloso, un interesante parisino salido graduado del "Conservatorio de Paris".


MAXIMILIAN HECKER (32): Me parece realmente lindo, con su nariz enorme y casi recta. Sería como el más ñoño del grupo (junto a Sondre). Maximilian es alemán, así que su romanticismo es un misterio de la naturaleza. Su estilo como así como música electrónica y orgánica, algo muy rítmico basado en patrones sincronizados que se superponen a suaves melodías...por complicado que suene. Maxi sería algo así como un hijo del Trip Pop, es como la piedra filosofal de los grupos que buscan un single en cada canción, sólo que él es un adorable inadaptado que prefiere los conciertos más íntimos que parecen inspirados en un estado incorpóreo, simbolizado por el deseo de simbiosis, amor, muerte, la dicha y la locura. Adorablemente autista.



BONUS:

DR. HOUSE (50): Cínico, sarcástico, británico (la esencia del actor sobresale a través del personaje). No necesita presentación o aclaración alguna, el único problema sería que es ligeramente viejo. No creo que esto necesite mayor explicación.

viernes, 21 de agosto de 2009

Ell est très chic.

No sean infames y lean aquí. No haría propaganda si no fuera algo interesante y de esta persona:

http://hkcole.blogspot.com/


Les dejo un regalo de todos modos dears.




En el Feis-buc me salió que yo era Achmed *-*

miércoles, 19 de agosto de 2009

Snake in a Ladder.

Creo que todos tenemos expectativas, podemos no tener un plan pero sí alguna expectativa respecto a aquello que queremos que esté en nuestras vidas por lo menos para darnos el gusto de que haya estado alguna vez.

Supongo que esa pequeña condición la multiplicamos cuando se trata de la gente, elevamos mucho nuestras expectativas tratando de crear nuestro ambiente perfecto, lleno de gente que cumpla las expectativas invisibles que les hemos puesto por el simple hecho de estar a nuestro alrededor.

Hace unos días (algo más de una semana, creo) estaba seudo desayunando en un supermercado que abre las 24 horas con un chico adorablemente "Pink" (no hay otro modo de describirlo), otro que a veces no está muy seguro de la Hidrografía y uno bastante genial pero que parece tener PMS cada cuanto. Hablábamos de algunos temas y entre una cosa y otra, le dije al adorablemente Pink que sus expectativas eran algo bajas en cuanto a parejas se refería, él respondió que cuando se trata de amor no hay algo parecido a una expectativa.

Yo ciertamente las tengo, no les voy a mentir porque sería muy bajo hacerlo y respecto a este punto específico sí tengo una ligera moral. Creo que si no tuviéramos expectativas, eso llamado desilusión sería algo que nos llevaría de la mano al punto de incluirnos en su deprimente mundo azul acero para olvidar que hay algo que pueda o acelerarnos el pulso, o detenerlo. Y no, no me refiero a una ñoñería cualquiera.

Me aburro fácilmente y me desilusiono aún más fácilmente. No recuerdo la última vez que dije "te perdono" y si lo hubiese hecho, no hubiese sido totalmente sincero. Lo que digo es "descuida" o "no te preocupes", ¿por qué? Porque no veo para que cargar con el real o falso arrepentimiento de algo cuando en el fondo, al ser quienes no están decepcionados de otro alguien, no saben lo que significaría el perdonarlos. Dudo que uno pueda olvidarse de aquello y ya sea en grandes o pequeñas proporciones siempre queda aquello que te impide entregar una interpersonalidad libre hacia ese alguien.

El mismo Newton lo dijo sin intentar ser filósofo, acción y reacción. Causa efecto. Inercia. Nuestras expectativas se ven ya no visualizadas frente a nosotros (porque difícilmente las cambiamos) cuando un alguien hace una barbaridad que nos deje ese fantasma que se alimenta de grandes y pequeños errores posteriore (incluído por supuesto, el recuerdo genera fantasmas) y que nos atormenta hasta que ese alguien deje de ser importante. Claramente deja de serlo teniendo como factor esa expectativa destruida.

Claro está que las cosas serían aburridas si las expectativas que tenemos se cumplieran al pie de la letra, pero cosas como el "no haría eso" son las que podrían considerarse más importantes; el "haría eso" es como algo más opcional, es ese algo que finalmente termina uniéndonos a la persona en la que depositamos esos idealismos.

Lástima que la gente, por su misma condición humana, sea tan "ash" para esas cosas. Incluso yo puedo estar siendo "ash" para alguien, quizá alguien puso en mi una expectativa de paciencia eterna y en realidad su PMS está empezando a cansarme demasiado y eventualmente me importe tan poco que ni me de cuenta.



Letra.

viernes, 14 de agosto de 2009

Love, etc.

Creo que esto va más aquí que en PlayMe! ¿Por qué? Porque va más allá de una reseña.

Pet Shop Boys - Love etc.

You need more You need more You need more You need more
You need more You need more You need more You need more
You need more

Boy it’s tough getting on in the world
When the sun doesn’t shine and a boy needs a girl
It’s about getting out of a rut, you need luck
But you’re stuck and you don’t know how, oh

(Don’t have to be) A big bucks Hollywood star
(Don’t have to drive) A super car to get far
(Don’t have to live) A life of power and wealth
(Don’t have to be) Beautiful but it helps
(Don’t have to buy) A house in Beverly Hills
(Don’t have to have) Your daddy paying the bills
(Don’t have to live) A life of power and wealth
(Don’t have to be) Beautiful but it helps

You need more
Than a big blank check to be a lover, or
A Gulfstream jet to fly you door to door
Somewhere chic on another shore

You need more You need more You need more
You need more You need more You need more
You need love
You need love
You need love

Too much of anything
Is never enough
Too much of everything
Is never enough

Boy it’s tough getting on in the world
When the sun doesn’t shine and a boy needs a girl
It’s about getting out of a rut, you need luck
But you’re stuck and you don’t know how, oh

(Don’t have to be) A big bucks Hollywood star
(Don’t have to drive) A super car to get far
(Don’t have to wear) A smile much colder than ice
(Don’t have to be) Beautiful but it’s nice

You need more
Than the Gerhard Richter hangin’ on your wall
A chauffeur-driven limousine on call
To drive your wife and lover to a white tie ball

You need more You need more You need more
You need more You need more You need more
You need love

I believe that we can achieve
The love that we need
I believe, call me naïve
Love is for free

(Don’t have to be) A big bucks Hollywood star
(Don’t have to drive) A super car to get far
(Don’t have to live) A life of power and wealth
(Don’t have to be) Beautiful but it helps
Beautiful but it helps
Beautiful but it helps

miércoles, 12 de agosto de 2009

We Are Freakin' Junkies.

Un Junkie, Yonky o Yonki; puede definirse así:

- Una persona adicta a las drogas
- Una persona entusiasta (pero realmente entusiasta) respecto a algo.
-Alguien que en la cultura contemporánea se "reconoce" por vestir y/o actuar como drogadicto.

Más que eso y que cualquier otro concepto que indique lo malo, deplorable y blafalsamoralbla...yo podría decir que en realidad, como dice Rivers Cuomo (de Weezer), We Are All in Drugs. Tal y como la mayoría de las canciones de Weezer, esto obviamente no es un tiro directo al asunto, es más algo que alguien cuya habilidad mental supera la de una ameba puede comprender tras relacionarla con el entorno y no con sólo fijarse en ello de forma literal.

Todos somos un grupo de yonquis, somos adictos a distintas cosas que en el mejor de los casos nos obsesionan y son de lo más superficiales. Dudo que el ser obsesivos con las cosas sea malo pues todos lo somos, hasta los más moralistas lo son con sus reglas y su vida "políticamente correcta" (y el intentar que los demás vivan de ese modo, mi abuela por ejemplo pelea contra mi flequillo y mis audífonos).

Me gusta ser obsesiva y me encanta la gente obsesiva, me gusta la gente que puede ser increíblemente "ridícula" con tal de cumplir con ello. Es decir, tampoco asesinos en serie, pero sí alguien que se amanezca para conseguir entradas para las Spice Girls simplemente por ser pop británico. Alguien que logre salir de su zona de confort y entregarse a algo que vaya más allá de su persona (aunque sea no pisar las rayas en la calle) me llena de interés, porque a mi parecer, eso demuestra algo más que simpleza irremediable, da una muestra de un yo más intenso. Supongo que es simplemente que la gente que siente pasión por lo que hace es fascinante.

Creo que si a esta obsesión se le pudiese ver algo malo, es en realidad el 98% existenten en quienes no tienen idea de cómo lidiar con eso. Por ejemplo yo soy biotecnóloga, los ecólogos me chocan por ser unos amantes de los pajarracos y las ramas...sin embargo los hippies me encantan. ¿Por qué? Porque los hippies (para este caso particular los ecologistas) aman algo más que un pedazo de árbol o una pluma, aman la esencia de la naturaleza y creen en algo que va más allá de una simple existencia nimia. Creo que en realidad me molesta que alguien se haga tantos problemas por algo que no conoce, porque puede gustarle, pero de ahí a conocer las motivaciones de su gusto es otro tema. Sin que me perdonen, les diría que bajo mi ojo biotec, la conciencia ecológica no es algo lo suficientmeente fuerte como para que merezca mi respeto si no se lleva al límite.

Ahora, seguro algún pagano dirá que mi egocentrismo se ha pasado de la raya al sólo ir contra algo por no ser aquello que me gusta. Pues no (pero tal vez sí), mi apreciación por ir hacia el lado biotec de la carrera es que sé que haré algo más importante que mirar cuando las cosas suceden y que una moral fingida no regirá mi vida. Además gracias a mi vena lucrativa, una de mis maestrías será en Marketing para llevar a cabo unos proyectos que tengo. Me obsesiona el hacer cosas que valgan la pena para mi, y es una de mis mayores obsesiones. Realmente no me interesa mucho aprobar siquiera mis materias (aunque lo hago de algún modo), me importa en realidad sacar algo importante de eso. Es como en esa película "Accepted", lo ortodoxo no es siempre lo mejor.

Creo que soy algo (o bastante) difusa, bueno, el hecho es que algunos se obsesionan con la televisión, el internet, la música, los libros, la religión, el estudio de Freud y demás implementos materiales/espirituales/psicológicos de una forma tan excesiva que llega a ser sospechosa su relación con el resto de su entorno. Creo que ha quedado clarísimo que las obsesiones son lo mío, pero lamentablemente la mal llamada gente neo-obsesiva (no esos obsesivos de antaño, como el personaje de Elijah Woods en "Everything is Illuminated")se encierra en cosas vanas y olvida el resto de cosas existentes y que son las que llenan a las personas de cultura pop, indie, entre otras.

Yo en mis vacaciones veo Project Runway, ANTM, Sex&The City, entre otras mil cosas de ese tipo por el simple placer de hacerlo...sin embargo en los comerciales veo documentales de Britpop o escucho a Graham Coxon o respondo a mi nueva obsesión con la freakin' radio del Nextel. No le veo nada de malo a hacer eso, o siquiera tener el peor gusto musical/televisivo/etc del mundo; le veo algo malo a no tener algo más aparte de tu obsesión para, a partir de ello, lograr mantener una conversación copn otro alguien. Una vez a mi amigo Tato y yo, nos dijeron que parecíamos un mal capítulo de Gilmore Girls.

Probablemente la gente neo-obsesiva sea el origen de la common people.



Enlace alternativo para video completo

jueves, 30 de julio de 2009

Préstamo.

"Porque con un hombre básico los errores son solo eso, errores, mientras que con un hombre con alas los errores representan un grave defecto grabado en las vías mentales, que aún si se menciona y trabaja en él jamas podrá ser reparado y no vale la pena intentarlo."

De: Dr. JULE'S MINDSHIT

Me ha encantado esa frase del blog de Dr. Jule's Mindshit, y me parece totalmente cierta. La he tomado prestada porque me ha parecido en verdad demasiado "real".

Por supuesto, aunque estoy de acuerdo yo prefiero a quienes lo graban en sus vías mentales y creo que es porque para mi los errores son algo así (al menos los grandes) y detestaría que no lo entendiera. Sería desesperante. Al menos para mi, el precio lo vale hasta que nos aburramos el uno del otro y podamos luego contar qué tan bien la pasamos juntos. Con una persona así nunca hay pena entre ambos, nada es por culpa y de paso el prestarle de tus alas sería desgastante.

Luego de leerlo y al haber escrito esto, abrí la página para pasárselo a un amigo y encontré esto:

Optar por un hombre básico es una decisión excelente, de cualquier manera, le contagiarás algo de aquellos que, como tú, saben volar y poco a poco aprenderá a elevarse para llegarle a otro lado sin siquiera darte las gracias. Es lindo eso del lecho conyugal y toda la cosa pero... ¿No será una idea demasiado idealistas?


Por algo amo a Christian Gaudi.

martes, 28 de julio de 2009

We are so Mean.

"Mean" puede traducirse como: ruin, vil, malvado, etcétera. Entonces sí, somos malos, we are mean. Sin embargo la palabra "mean" no significa sólo eso, elegiré entonces otro de sus significados: querer decir, significar, pensar.

Bien, por mucho que digan que esos significados seudo no relacionados tienen por intersección la nada, creo que tienen mucha más relación de la que las frágiles mentes quieren ver. Incluso hay una película que goza de gran culto entre las masas y se llama "Mean Girls", en la que actúan Tina Fey y esa muchachita falta de nueuronas en contraste con su abundancia de alucinógenos (que al menos espero que sea eso y no su naturaeza idiota lo que la tiene en donde está); en esta película las llamadas "mean girls" son las malas, las que se la pasan sindo superficiales y sin importarles lo que sucede a su alrededor con tal de ser ellas las que gocen de todo lo que puedan en sus (quizá algo vacías) vidas.

Eran malas, quizá. ¿Eran tontas? No. No defiendo a un bando o al otro, pero lo que creo es que las malvadas de la película hacían algo que el resto no se atrevía a hacer: lo que querían, tal vez no del mejor modo, pero no dejaban de hacer las cosas.

El sábado que salí con un par de amigos (y terminamos haciendo cosas que no planeábamos hacer) nos encontramos con dos chicos de la Universidad casi a las cuatro de la mañana y nos pusimos a conversar. Yo conocía a medias a uno de aquellos muchachos y al otro ni lo había notado en la Universidad; el asunto es que tras conversar unos minutos nos comentaron que conocía a un chico que nosotros tambien y que para mi es una escoria (y se lo he dicho tras darle una bofetada), este chico/escoria les había dicho que mis amigos y yo (que siempre andamos juntos por ahí) nos creíamos superiores a todo mundo, que éramos como aquellas mean girls.

¿Nuestra respuesta? "Superiores que él, sí". Uno de mis amigos y yo dijimos esto al unísolo y sin planearlo, lo que revelaba a cualquiera qu quisiera verlo, que aquello era verdad.

No es ningún secreto que soy egocéntrica y el altruismo nunca ha sido lo mío, en realidad soy una persona selectiva que no se rodea de mucha gente y que con poca gente hace algún tipo de amistad cercana. Tengo todo tipo de amigos y de conocidos, en realidad no me hace lío intercambiar un par de palabras con personas distintas a los que yo considero mis amigos siempre y cuando tengan algo de personalidad. Tener personalidad es algo tan escaso que hasta el más mínimo asomo se considera como un evento importante. Ya si eres freak, medio idiota (o totalmente), con personalidad y sabes algo de música/libros/películas...simplemente te amo. Me gusta la gente arrogante, aunque como hablé hace no tanto con alguien, es porque en el fondo (los que son arrogantes con razón para serlo) son tan complicados que se me hacen fascinantes.

¿Es realmente malo ser "malos"? No. Ser mean no necesariamente es algo reprochable, para mi ser mean es ser significativo, es tener la capacidad de ser totalmente directo y ser selectivo respecto a con quienes usamos la parte más maligna de nuestra psiquis al decirle las cosas. Ser mean es simplemente resistirse a pintarle de colores los paisajs a la gente por miedo a que te digan que tu alma buena no equivale a la de una hormiga.

Ser mean va de la mano con las agallas que tengas para decir de la boca para afuera lo que en realidad piensas, es decir, practicamente una anomalía.

Como diría mi amado/amada señor/señora Brian Molko en una de mis canciones favoritas (de mi top top): Like the naked leads the blind, I know I'm selfish, I'm unkind". Y la verdad NO es tan malo, a menos que me desagrades y no tenga el más mínimo reparo en hacértelo saber (por algo he de odiarte, tengo un excepcional radar para primeras impresiones).

Puse el video con la letra por algo, hagan que valga la pena mi batalla con el teclado, ¿no?




jueves, 23 de julio de 2009

Party with Onch.

Yo quiero esto para celebrar mi cumpleaños (mañana).

martes, 21 de julio de 2009

You, Bipolar Moron!

Esta entrada es fabulosa, les recomiendo que la lean con detenimiento que es realmente buena.

La he leído pues mi muy apreciado Bohemio me envió un mensaje a mi antiguo blog y tras ello me pasé por su blog y pues me puse a leer. En realidad, si hay algo que Bohemio siempre ha tenido es esa no-casualidad para dejarme pensando con casi todas las cosas que escribe porque, por cosa del destino, cuando lo leo se termina relacionando con cosas que generalmente están pasando por mi mente.

Hoy no fue la excepción.

Me gustan las cosas infantiles, incluso la gente infantil, pero no las niñerías. Me choca totalmente la gente bipolar, pero bipolar sin razón alguna. No me desagradan los bipolares, uno de mis mejores amigos lo es (y de verdad) y yo soy una multipolar no diagnosticada, pero sí por mayoría.

Yo soy multipolar, por ejemplo hace dos días estaba totalmente hastiada de la humanidad y de casi casi cada integrante de ella. Ayer estaba algo mejor pero seguía pensando que el 97% es un desperdicio de espacio (sobretodo el mío).

Hoy tuve una mañana algo agria por un niñete que me puso “ash” cuando le pregunté algo como si no haberlo visto desde a semana pasada no bastara para que deje sus arranques conmigo (a pesar de no haberle recriminado su grosería de no despedirse). Por la tarde de este mismo día he hecho mucha vida social, he quedado con bastante gente llenando casi toda mi semana y la siguiente, he hablado con gente con la que no hablaba hace tiempo (incluyendo a Mr. Estranged) y estoy a punto de irme al aeropuerto a despedir a un amigo del que estaba algo alejada y me encontraré con otros amigos y haremos disturbio por la ciudad.

Bien, a lo que iba todo esto era a diferenciar algo que yo considero ser multipolar en cortos periodos de tiempo y a ser un moron por serlo simplemente como si una tuviese que cargarse con su mala vibra sin razón mientras esperan que las consecuencias terminen más difuminadas que las fotos de portada trabajadas en PhotoShop.

Realmente me choca que la gente crezca, me choca que crean que son grandes y que por ello pueden hacer lo que quieran sin consecuencias. Al menos yo hago (o intento hacer) lo que quiero sabiendo las consecuencias de ello y asumiéndolas. ¿Y saben qué? Sigo con la sonrisa encima tras hacerlo, por eso verme envuelta en cosas sin sentido me molesta tanto. Para mi, los problemas se resuelven al momento y no cuando la Guerra del Opio se desate de nuevo.

Vaya pérdida de tiempo.

No encontré mejor de decirlo que con esto que me ha hecho subirme a la barra con luces tecnicolor encima:

domingo, 19 de julio de 2009

Día del Orgullo Gay (27 de Junio, 2009)

Si bien el día del Orgullo es el 28 de Junio, la marcha de este año fue el 27.

¿Necesito describirla? Mejor les dejo unas fotos y algún video infiltrado.

Disfrútenlo.

P.D.:¡Corrí bajo la bandera! ¡Y he salido en la caja boba!







jueves, 16 de julio de 2009

I'm not revealing unless your feelings are long term.

Tras una prolongada (y no del todo deseada) ausencia me dirijo a ustedes con muchas más horas disponibles en el día y una disculpa por la demora.

El siguiente post (a postearse en unos minutos, que encuentre el cable y ya…)será una recopilación de fotos que tomé con mi inseparable aparatillo telefónico el 27 de Junio por motivo de la “Marcha del Orgullo Gay”; por lo mismo quise hacer algo doble hoy (cual Happy Hour) respecto a cierto tema que hablé con mi mejor amigo antes de dividir nuestros caminos tras una visita al Centro Comercial (luego de mi respectivo examen con Beck).

Como cosa de este, otro y un inventado mundo, las relaciones intrapersonales siempre van a ser la comidilla del mortal desprevenido que no sabe que esas son transiciones casi infinitas y que es simplemente cosa de dejar que las cosas fluyan sin tomarles la novena potencia a ver si cuando lo elevemos a la “n” seguirá significando lo mismo.

Hablemos de una situación hipotética: tu amigo, compañero de clase, sex buddy, amigo del chat, blogger sexy, profesor, Milhouse, alumno, conocido, vecino o similar…deja de serlo.

¿El que alguien deje de ser algo tan pasajero, para convertirse en alguien que te roba dos segundos más de tiempo para preguntarse si algo ha cambiado entre ustedes merece un examen toxicológico extra para ver qué tan potencialmente dañino o relevante pueda llegar a ser?

Dudo que el hecho de que porque ahora parezca haber una nueva química, que se hayan extrañado o porque en algún momento del tiempo que pasaron juntos se hayan comportado como una pareja, sea lo suficientemente malo como para cuestionar el orden de su relación intrapersonal (o como prefieran llamarle). En el caso que toqué hoy con él, era más que nada por el hecho de que una de las partes había estado bastante tiempo single y su vida estaba adecuada ya a esos parámetros, a no rendir cuentas y divertirse cada noche que el alcohol pudiese respaldarse con su rimbombante tarjeta de crédito platino.

Hasta los más fríos tienen miedo alguna vez, el dejar de serlo es terminar siendo aún más voluble que alguno de los vampirescos personajes de la mujercilla “Meyer”. Eso, queridos, es un hecho comprobado. Nada es lo suficientemente long term como para estar seguros.

Nunca dejará de ser “complicado”, pero personalmente prefiero una “mala” (referido a la compañía) cita a un "podría haber sido...". Pensándolo bien, para tan poco espécimen apreciable (quizá existente), prefiero hacer un festival de “Clerks” por el cumpleaños de Kevin Smith (2 de Agosto) a quedarme pensando como hubiese sido ir a hablar del PBI o alguna cosa que el mundo crea relevante; si no voy y no me lo pregunto, no veo el problema.


[Muñecajos que me envió alguien de una página que no tengo a mano, la colocaré cuando lo tenga por eso de derechos de autor]



Nunca dejaré de agradecerle a Jose por esa canción.

jueves, 25 de junio de 2009

Loser.

Vaya días para agitados, hoy fue la culminación de un par de semanas llenas de serpentinas, analgésicos y una amonestación en la Universidad.

Generalmente no me meto con mis profesores; los soporto o simplemente asisto lo necesario para pasar el curso (y no salgo mal en realidad). Hoy no se dió el caso.

Resulta que he estado bastante enferma casi por una semana entera y por tanto he ido sólo a las clases en las que tenía alguna prueba o un laboratorio no recuperable. Una de las clases a las que no fui es a la clase de un profesor que llamaré "Beck" (y no por cómo se ve).

Beck es un profesor de cierto curso general, quizá algo más interesante que la mayoría de humanos (pero nunca lo suficiente como para quererlo) y seguramente con menos vida social (le va mejor la seudo profesional) que un conjunto de gente mayor al antes mencionado. Beck es un hombre que tiene por centro de su vida la educación, viaja un poco pero eso no le impide ver solamente hasta donde llega su nariz. Beck no me desagradaba (y quizá ni ahora me desagrade) pero estoy segura de que yo a él le parezco una cicatriz en su aula 76.

El asunto es que al haber faltado a esa clase, me acerqué a donde Beck hoy y le pregunté por unas asignaciones que había dejado en esos días. ¿Su respuesta? Una frase irritante acerca de que había enviado la información. Esta vez, con todo el medicamento encima, no me resistí a escribirle de forma cortante en un correo electrónico y decirle que lamentaba haberle quitado su precioso tiempo con mi pregunta (entre otras cosas, groseras pero de forma educada y sutil según quienes lo han leído). ¿Qué hizo Beck? Contestó y entre otras cosas, sugirió que probablemente le haga saber de esto a la Junta Universitaria (o como se llame).

Con todo el respeto al Beck original, pero ¿acaso no tiene pantalones Beck? ¿no tiene un modo confrontativo más directo? Sinceramente le tendría más respeto si me dijera que me va a sacar de su clase o que me reprobará.

Yo a su vez, le respondí diciendo que lamentaba su forma de tomarlo (mas no lo dicho) y que si decidía decírselo a la Junta, que me avisara por favor para poder darle el tiempo necesario al asunto.

No veo lo grave de una amonestación, tengo 19 años y finalmente mi currícula universitaria tendrá algo de carácter y personalidad. Por otro lado no le niego a Beck el derecho a enojarse, pero que lo haga como un hombre de 36 años diciéndome directamente (sin sugerirlo) que me va a acusar con su mamá.

Loser.



P.D.:Siempre agradeceré la amonestación Beck, aunque dudo recordar siquiera tu nombre. Serás mi héroe anónimo.