jueves, 30 de julio de 2009

Préstamo.

"Porque con un hombre básico los errores son solo eso, errores, mientras que con un hombre con alas los errores representan un grave defecto grabado en las vías mentales, que aún si se menciona y trabaja en él jamas podrá ser reparado y no vale la pena intentarlo."

De: Dr. JULE'S MINDSHIT

Me ha encantado esa frase del blog de Dr. Jule's Mindshit, y me parece totalmente cierta. La he tomado prestada porque me ha parecido en verdad demasiado "real".

Por supuesto, aunque estoy de acuerdo yo prefiero a quienes lo graban en sus vías mentales y creo que es porque para mi los errores son algo así (al menos los grandes) y detestaría que no lo entendiera. Sería desesperante. Al menos para mi, el precio lo vale hasta que nos aburramos el uno del otro y podamos luego contar qué tan bien la pasamos juntos. Con una persona así nunca hay pena entre ambos, nada es por culpa y de paso el prestarle de tus alas sería desgastante.

Luego de leerlo y al haber escrito esto, abrí la página para pasárselo a un amigo y encontré esto:

Optar por un hombre básico es una decisión excelente, de cualquier manera, le contagiarás algo de aquellos que, como tú, saben volar y poco a poco aprenderá a elevarse para llegarle a otro lado sin siquiera darte las gracias. Es lindo eso del lecho conyugal y toda la cosa pero... ¿No será una idea demasiado idealistas?


Por algo amo a Christian Gaudi.

12 comentarios:

K@os y VeloCId@D dijo...

Te recomiendo leer a Henry Miller; Te dejo una partecita. (Nota aparte: ¿Y qué tal con el tatuaje?

Lo que pasa es que en la actualidad el arte es un lujo. Yo podría salir adelante sin leer nunca un libro ni mirar un cuadro. Tenemos muchas otras cosas: no necesitamos libros y cuadros. La música, sí… la música siempre la necesitaremos. No necesariamente buena música…, pero música. En cualquier caso, ya nadie escribe buena música… Tal como yo lo veo, el mundo se está echando a perder. No se necesita demasiada inteligencia para salir adelante, tal como están las cosas. De hecho, cuanto menos inteligente eres, mejor posición tienes. Todo está organizado de tal modo, que te sirven las cosas en bandeja. Lo único que necesitas es saber hacer una sola cosita medianamente bien; te afilias a un sindicato, haces el menor trabajo posible, y, cuando te jubilas, te pasan una pensión. Si tuvieras alguna inclinación estética, no podrías pasar por la estúpida rutina año tras año. El arte te vuelve inquieto, insatisfecho. Nuestro sistema industrial no puede permitir que eso ocurra: así, que te ofrecen pequeños sucedáneos tranquilizantes para hacerte olvidar que eres un ser humano. Pronto no habrá arte en absoluto, te lo aseguro. Habrá que pagar a la gente para que vaya a un museo o para que escuche un concierto. No digo que vaya a seguir así para siempre. No, justo cuando lo tengan todo afianzado, cuando todo vaya como la seda, cuando ya nadie proteste, cuando nadie esté inquieto ni insatisfecho, se vendrá abajo. El hombre no está destinado a ser una máquina. Lo curioso de todos esos sistemas utópicos de gobierno es que siempre están prometiendo liberar al hombre…, pero primero le hacen funcionar como un reloj con cuerda para ocho días. Piden al indivíduo que se convierta en un esclavo para establecer la libertad para la humanidad. Es una lógica extraña. No digo que el sistema actual sea mejor. En realidad, sería difícil imaginar algo peor que lo que tenemos ahora. Pero sé que no va a mejorarse abandonando los pocos derechos que ahora tenemos. No creo que necesitemos más derechos: lo que creo que necesitamos es ideas más amplias. Joder, cuando veo lo que los abogados y los jueces intentan preservar, me dan ganas de vomitar. La ley no tiene la menor relación con las necesidades humanas; es una estafa perpetrada por un sindicato de parásitos. Toma simplemente un libro de derecho y lee un pasaje cualquiera en voz alta. Si estás en tu sano juicio, parece demencial. Y es demencial, por Dios, ¡si lo sabré yo! Pero, joder, si empiezo a impugnar la ley, tengo que impugnar también otras cosas. Me volvería chiflado, si mirara las cosas con ojos lúcidos. No puedes hacerlo… si no quieres perder el paso. Tienes que mirar de reojo, mientras avanzas; tienes que fingir que tiene sentido; tienes que hacer suponer a la gente que sabes lo que estás haciendo. Pero ¡nadie sabe lo que está haciendo! No nos levantamos por la mañana y pensamos lo que nos traemos entre manos. ¡No, padre! Nos levantamos en medio de una niebla y nos movemos torpemente por un túnel oscuro y con resaca. Aceptamos el juego. Sabemos que es un fraude asqueroso y repugnante, pero no podemos evitarlo: no hay alternativa. Nacemos en una organización determinada, estamos condicionados por ella: podemos hacer algunas chapuzas por aquí y por allá, como en un barco que hace agua, pero no hay forma de rehacerla, no hay tiempo, tienes que llegar a puerto, o te imaginas que tienes que llegar. Naturalmente, nunca llegaremos. El barco se hundirá antes, créeme...

Unkind. dijo...

Jaja te amo *-*

Sí he leído a Miller pero por eso mismo existe "common people", de otro modo el ser excepcional de cierto modo sería aburrido. Y de hecho la sociedad y quienes la habitan vana estar así como mil millones de años más (en el peor de los casos) para molestar a quienes pensamos que son un estorbo, pero si no lo fueran simplemente terminaríamos hartos de cada nueva luminaria que sale.

El hecho de que no lleguemos es lo que lo hace genial, el creer que te pierdes y luego enviar todo al caray del modo más caótico que podamos es lo que hace que logremos no tomarnos nada lo suficientemente en serio como para morir por una empresa vacía y sin propósito "real".

Igual es como divertido pensar que ellos se lían más que uno cuando llegamos al límite de nuestra paciencia y queremos enviarlos a Atlantis con tal de sacarlos de nuestra vista.

Un saludote.

Jimmy dijo...

Obvio que es un idealismo, como todo en la vida. Uno de los peores vicios humanos es idealizar practicamente todo, es como si no se quisiera ver la realidad. Al final esa misma realidad que obviamos se encarga de recordarnos lo tontos que fuimos.

Unkind. dijo...

Es que el idealismo es toda una empresa lucrativa en realidad, incluyendo esas películas que pasan por VH1 (creo que era ahí) en su sección "Lady's night".

De todos modos el no mirar dicha realidad es lo que hace que te sumerjas más y más en ella, supongo que lo más interesante del asunto es buscar entenderla y ganarle en su juego. De todos modos al final todo es como lúdico. Saludos dear.

Celahir Nólatári dijo...

Me podría confesar como un imbecil idealista.. un defecto tal vez.. o mas que cierto.. aunque siempre la realidad termina por abrir los ojos de lo en verdad existe a traves de un certero golpe en el pecho..

he aprendido de todos modos.. en fin


saludos

Unkind. dijo...

No es algo así como tan malo supongo, simplemente que cada uno lo va afrontando como quiere. Al menos yo prefiero no ponerle a todo alitas, no sé, supongo que es como más divertido y yo vivo aburriéndome (cuando eso sucede no se desprecia aquello).

Un saludo.

Jimmy dijo...

El idealismo es como el camino contrario a la realidad, el camino opuesto, mientras más idealizamos más lejos estamos de la verdad.

Unkind. dijo...

Pero la realidad como que no es la gran cosa tampoco, supongo que hay como varios tipos de idealismo. Me parece que el mío es pensar que mientras valga la pena, no me matará (y vieras lo divertido que es).

Jimmy dijo...

A mí cuando algo me parece muy bueno inmediatamente dejo de creer, es demasiado para ser real.

Unkind. dijo...

Yo lo disfruto para luego burlarme de la ironía.

Jimmy dijo...

Eso es como ser doblemente irónico o doblemente inteligente.

Unkind. dijo...

Quizá ambos.

Publicar un comentario